ESPECULACIONES. Tete Álvarez
Remedios Zafra
ZONA EMERGENTE. CAAC, Sevilla.
6 de abril _ 4 de junio 2000

 

Especulaciones es una exposición de Tete Álvarez ideada para los espacios del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Forma parte del proyecto Zona Emergente que desde hace más de un año se viene desarrollando en el CAAC, uno de esos pocos proyectos que emanan de la iniciativa propia del Centro y que apuestan por el trabajo de artistas jóvenes.

Especulaciones, como no, trata de ese juego ficcional que es el arte. En ella Tete Álvarez presenta la imagen especular no sólo como duplicación virtual de la realidad sino, muy especialmente, como estrategia ilusoria desde la que se cuestiona la representación y la percepción de la "hiperrealización de la realidad".

Las 7 piezas que la componen muestran (imagen especular) o manipulan (imagen técnica) las superficies de la representación que se debaten entre el sujeto/objeto y su proyección , quedando, los que miramos, involucrados en realidades particularmente ilusorias. Jugando mediante "estrategias de proyección e instrospección" a veces a evidenciar y a veces di-simular el artificio.

En S/T, máscaras diseminadas por una pared, sujetos reales captados por la cámara fotográfica y utilizados como reflejos de ellos mismos en la cara de otra persona. Cosificación de la mirada, estatización de las imágenes de rostros de "otros" que nos devuelven el reflejo capturado y se constituyen como reflejo propio, pero artificial, ante nuevas capturas, ante posibles espejos. Mecanismo ficcional para ser "otro" y para, en cualquier caso, ver sin ser visto.

Nuevamente superficies interpuestas que nos devuelven una imagen de la realidad capturada, engañosamente real y sutilmente invertida. El sencillo mecanismo especular de En vano conforma imágenes hiperreales que bien en la evidencia de su no-manipulación, o bien en el desdoblamiento infinito de su enfrentamiento a sí mismas en Espacio para la reflexión nos duplican o nos multiplican integrándonos en el discurso de sus imágenes.

En Sombras se prescinde del sujeto generador de la imagen proyectada. Como árboles suspendidos en el aire, transmiten el sinsentido de su existir sin cuerpo y sin origen. El absurdo espectáculo de sombras huérfanas y errantes nos introduce en un espacio de la nada. La imposible autonomía de los reflejos y la realidad que imprime el mecanismo fotográfico suscriben el descaro de la ficción que presenciamos.

Estamos ya preparados para entrar en un trance: el de la oscuridad más absoluta que funciona ahora como "dispositivo de discontinuidad" en la pieza Nada por aquí, (¿veremos aparecer al conejo?). Un espectáculo de magia proyectado en la más absoluta penumbra y que en su falsedad consentida se asume como una experiencia ritual tranquilizadora.

Ilusoria percepción la de la convivencia entre la imagen técnica y la imagen especular. Podemos apreciarla en la obra Espejo retrovisor de la historia, en la que se produce una apropiación del espacio por el tiempo en una "experiencia desdoblada" del mirar al frente _ahora- y ver el pasado como espacio proyectado (imagen digital) y conceptualmente reflejado (alojándose en un espejo retrovisor)

Tríptico: donde había ventanas hay ¿ventanas o cuadros?.

"Trompe-l'oeil, espejo o pintura, lo que nos embruja es el encanto de esta dimensión menos" (Baudrillard)

Sustitución estática por imágenes idénticas a un momento del original. Recorrido por la falsificación hiperreal y re-afirmación de su falsedad en el encuentro final con el original representado. "Voila", el mago descubre su truco y el espacio ilusorio finaliza con un "era de mentira".

En Especulaciones el artista-prestidigitador predispone para el trance, la percepción de lo especular se da en la consciencia de su falsedad, y en la intriga de saber si "la chimenea al otro lado del espejo calienta más" o de si, como Alicia, podemos cruzar el umbral al otro lado de la representación.

Todos los derechos reservados © artszin y los autores, 2000