Hace ahora 90 años, en mayo de 1924, Louis Aragon, André Breton, Max Morise y Roger Vitrac salieron de París en tren rumbo a Blois, una ciudad elegida al azar en el mapa. Desde allí emprendieron un camino que les llevó a recorrer sin rumbo más de 380 kilómetros por el Valle del Loira. Al regreso de este viaje sin destino André Breton comienzó a redactar el primer Manifiesto Surrealista. Sobre este recorrido escribió el propio Breton en Entretiens: “[…] surgió una deambulación entre cuatro: Louis Aragón, Max Morise, Roger Vitrac y yo mismo, emprendida en aquella época partiendo de Blois, una ciudad elegida al azar. Convinimos que iríamos al azar, a pie, y que seguiríamos conversando, sin permitirnos desviaciones deliberadas a excepción de las necesarias para comer y dormir. Una vez iniciada la excursión, resultó ser muy especial e incluso estivo repleta de peligros. El viaje, previsto para unos diez días –aunque luego fue acortado– adquirió repentinamente el carácter de una iniciación. La ausencia de cualquier tipo de objetivo nos aparta muy pronto de la realidad, y levanta ante nuestros pasos fantasmas cada vez más numerosos, cada vez más inquietantes".

 

 

 

 

2014

Video HD, 3'19